Si pensabas que tener mala suerte era perder el autobús por un minuto o romperte una uña, espera a conocer la sorprendente historia de Roy Cleveland Sullivan, un guardabosques del Parque Nacional de Shenandoah en Virginia, Estados Unidos. Este hombre tiene el inusitado récord de haber sobrevivido a la caída de siete rayos, cada uno dejando su peculiar huella, desde la pérdida de un dedo del pie hasta quemaduras en diversas partes de su cuerpo. Y, para añadir un toque aún más asombroso, no fue la furia eléctrica del cielo lo que finalmente acabó con él.

Los rayos son un espectáculo natural que nos deja boquiabiertos, pero también nos infunde un profundo respeto. Cargados con casi 30 millones de voltios y temperaturas que pueden superar los 20,000 grados centígrados, la simple idea de ser alcanzado por uno de ellos es escalofriante. Sin embargo, Sullivan desafió todas las estadísticas. Teniendo en cuenta que la probabilidad de ser alcanzado por un rayo es de aproximadamente 1 en 3 millones, las aventuras de Sullivan en su lucha contra las descargas eléctricas son prácticamente inexplicables.

Dada su ocupación y su ubicación en un parque nacional, Sullivan estaba más expuesto a tormentas eléctricas que el ciudadano promedio, pero eso no justifica su increíble mala suerte. O tal vez, si lo vemos desde otro ángulo, su asombrosa buena suerte por haber sobrevivido a tales encuentros.

* 1942: perdió el dedo gordo de un pie.

* 1969: perdió las cejas.

* Julio de 1970: se quemó el hombro.

* 16 de abril de 1972: se quemó el cabello.

* 7 de agosto de 1973: se quemó las piernas y de nuevo el cabello.

* 5 de junio de 1976: se lesionó el tobillo.

* 25 de junio de 1977: se quemó el pecho y el estómago.

Su historia, certificada por el Libro Guinness de los Récords Mundiales, nos hace pensar que el caballero tiene más vidas que un gato. Es un relato que nos enseña que, a veces, los límites de lo que consideramos posible están ahí para ser desafiados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *