Foto: Yahoo Noticias

Una vez más, Arthur Brand, el audaz detective de arte originario de los Países Bajos, ha vuelto a hacer noticia con la recuperación de una obra invaluable. Apodado El Indiana Jones del arte, Brand ha logrado rescatar un célebre lienzo de Vincent van Gogh que se encontraba desaparecido desde hace tres años. El cuadro en cuestión, titulado «Jardín rectoral en Nuenen en primavera» y pintado en 1884, fue confirmado como auténtico por las autoridades especializadas en delitos relacionados con el arte. Curiosamente, el cuadro, con un valor estimado entre 3,2 y 6,4 millones de dólares, apareció en la residencia del detective en Ámsterdam, llevado por un hombre anónimo en una bolsa azul de Ikea, envuelto en plástico y oculto en una funda de almohada.

La persona que entregó la obra a Brand se puso en contacto con él hace algunas semanas, insistiendo que quería devolverla ya que le había causado «muchos problemas«. Brand, conocido por rastrear y recuperar piezas de arte robadas, señaló que el individuo no estaba involucrado en el robo original del cuadro. En palabras del propio detective a los medios de comunicación, la pintura tenía una especie de maldición; a pesar de cambiar de manos en el bajo mundo, nadie quería quedarse con ella por el riesgo que implicaba. Finalmente, la obra fue devuelta al museo de Groningen, de donde había sido prestada al museo Singer Laren, lugar de su sustracción en marzo de 2020.

Este no es el primer gran rescate de Brand. Anteriormente, había recuperado diversas obras y objetos de valor histórico, como esculturas de bronce creadas por Josef Thorak, un lienzo de Picasso valorado en millones, y hasta un anillo que pertenecía a Oscar Wilde. Este perfil heroico lo ha convertido en una especie de leyenda en la lucha contra los crímenes de arte.

En esta particular recuperación, se habló de un comprador, identificado como Peter Roy K., quien está actualmente encarcelado por otros delitos relacionados con narcotráfico. Aunque se especuló que pretendía usar la pintura como moneda de cambio para una reducción de pena, Brand desmintió que hubiese algún tipo de negociación en este sentido.

No solo se limita a la recuperación de arte, en 2022, Brand también logró recuperar un relicario sagrado con la «Preciosa Sangre de Cristo«, objeto de veneración por más de mil años. Esto demuestra que el ámbito de acción de este singular detective va más allá del arte, llegando a tocar fibras espirituales y de patrimonio histórico. Con un historial tan diverso, queda claro por qué Arthur Brand se ha ganado el título de El Indiana Jones del arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *